divendres, 7 de desembre de 2012

¡Hagamos nuestros sueños realidad!. Elvis Presley - If I Can Dream

   "Si puedo soñar". Esa es la traducción de la letra de la canción de Elvis Presley que cantaba allá por el año 68. Estamos en el 2012 y con este panorama que tenemos por delante ¿porqué no soñar?. Al menos hasta que alguien invente el método de contabilizar sueños o contabilizar el aire que respiramos, cosa que le iría de perlas a nuestros gobernantes para crear nuevos impuestos, soñar todavía lo podemos hacer. Habrá quien sueñe con una menor desigualdad social y económica y una mayor justicia, o quizás habrá esos adolescentes que sueñan con conocer a sus aritstas favoritos, o alguien a quien le guste viajar y sueñe con ir a ese destino que tanto cuesta...



   Pero lo importante no es soñar, lo importante es intentar que tus sueños se hagan realidad. De nada sirve soñar en todas esas cosas y resignarse a que sólo sean un sueño. ¿Hubiéramos llegado a la luna si nadie hubiera soñado con ello? ¿Hubieran abolido la esclavitud si los esclavos se hubieran conformado a su suerte? Lo que está claro es que el que algo anhela tiene que moverse. A nadie le vendrá un empresario a casa a ofrecerle un trabajo, nadie con inquietudes artísticas llegará a la cima de la fama tumbado en el sofá de su casa, y a nadie le llegará la libertad resignándose a estar encerrado. ¿Soñar? Si, pero como dice la canción de Elvis, mientras podamos pensar, hablar, estar de pie o caminar, ¿porqué mi sueño no puede ser real?  


   

dimecres, 5 de desembre de 2012

Canto de amor a la libertad Abril 74 - Lluis Llach - Camp del Barça 1985

   En días convulsos, en los que estamos sometidos a los caprichos de gobernantes incompetentes con dejes antidemocráticos, bien vale escuchar un canto a la libertad, una preciosa canción de Lluís Llach, cantada en catalán, y ante 100.000 personas en el Camp Nou, una lengua que el gobierno español quiere erradicar.



   Dejo la traducción de la letra de esa hermosa canción:

Compañeros, si sabéis donde duerme la luna blanca, 
decidla que la quiero 
pero que no puedo acercarme a amarla, 
porque aún hay combate. 

Compañeros, si conocéis la guarida de la sirena, 
allá en medio del mar, 
yo me acercaria a buscarla, 
pero aún hay combate. 

Y si un triste azar me detiene y doy en tierra, 
llevad todos mis cantos 
y un ramo de flores rojas 
a quien tanto he amado, 
si ganamos el combate. 

Compañeros, si buscáis las primaveras libres, 
con vosotros quiero ir 
que para poder vivirlas 
me hice soldado. 

Y si un triste azar me detiene y doy en tierra 
llevad todos mis cantos 
y un ramo de flores rojas 
a quien tanto he amado. 
Cuando ganemos el combate.

dimarts, 4 de desembre de 2012

John Lennon - Power to the People subtitulada

   Os dejo un vídeo de una de las canciones más conocidas de John Lennon, que tal como andan las cosas en este mundo, donde los políticos se han dedicado a llenarse los bolsillos a costa de los ciudadanos, se convierte en un clamor y en una esperanza para que el poder para el pueblo deje de ser una utopía.

divendres, 26 d’octubre de 2012

El caso Lance Armstrong

   La UCI se ha salido con la suya y ha desposeido de sus siete Tours de Francia al ciclista norteamericano Lance Armstrong. ¿Victoria de la UCI? ¿Derrota de Armstrong? Ni una cosa ni otra. En primer lugar, hay que decir que la reputación que la UCI desde los tiempos en que el ciclista norteamericano todavía pedaleaba en el Tour fue de una más que dudosa integridad, haciendo la vista gorda y aceptando "donativos" a título personal del mismo Armstrong, presuntamente para tapar los positivos de los controles anti-dopaje a los que fue sometido.



   Pero no por eso puede considerarse a Lance Armstrong como "el tramposo" de los ciclistas, la vergüenza del ciclismo, el pecador entre los justos... sólo hay que mirar los nombres de los primeros puestos de las clasificaciones generales del Tour en esos años en los que el norteamericano estaba en activo, para darse cuenta de que competía en igualdad de condiciones que el resto del pelotón. Ullrich, Basso, Beloki, Heras, Moreau, Botero, Hamilton, Rumsas, Vinokourov, en fin, todos ellos entre los diez primeros de las generales del Tour y asimismo todos ellos implicados en casos de dopaje. Puede considerarse pues, que Armstrong es el ganador de esos siete Tours, pues se dopó (si es cierto, claro) como se doparon todos esos ciclistas que compitieron con él por alcanzar el amarillo en París. Lo único que se puede decir es que Armstrong fue, entre todos los ciclistas del pelotón, el mejor.

dijous, 4 d’octubre de 2012

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va...

   La verdad es que es difícil escribir algo cuando acabas de perder un amigo. Ya tenía razón la canción: "Algo se muere en el alma cuando un amigo se va", dice la letra... pero aunque el sentimiento sea el mismo, al menos en mi caso, no estoy hablando de una persona, sino de mi perro Truc.

   Truc era un rebelde, posiblemente porque los hemos malcriado un poquitín, pero tenía su rebeldía y no quisimos en ningún momento cambiarle esa rebeldía por una completa sumisión. Sacarlo a pasear era una dura batalla, él tirando de la correa hacia adelante, y nosotros tirando de la correa hacia atrás, él parándose indefinidamente a oler una planta o un árbol, nosotros a tirar de la correa hacia adelante para que no se quedara tanto rato oliéndola... en fin, era un tozudo.

   Con su pienso asegurado, no paraba de merodear alrededor nuestro a ver si caía algo más suculento, cosa que pasaba más a menudo de lo que debería. Cuando no lo conseguía, se comía su comida.

   Truc era un perro travieso. Los platos cocinados listos para servir se tenían que dejar alejados del borde de la encimera, cerca del fondo de la pared, sino te encontrabas con que su lengua se había apropiado de ese librito de lomo o ese bistec recién cocinado. Rebuscaba en el cubo de la basura a ver si conseguía algo que llevarse a la boca... teníamos que esconder los pañuelos de papel porque si no se los comía....
 
   Truc era un perro exigente. Sabía a que hora tenía que dar el paseo. Cuando llegaba de trabajar, me estaba esperando y cogía su correa para que lo llevase a dar su paseo. Y los días festivos, su reloj interior sabía que era su hora y no paraba de ladrar hasta que lo sacaba.



   Truc era un perro ladrador. Supongo que el vecino, al que siempre ladraba cuando estaba limpiando la piscina, quedará descansado y encontrará a faltar esos ladridos ensordecedores que eran una característica suya... Ahora aparcaré el coche y no volveré a escuchar esos ladridos de alegría porque llegaba a casa.

   Pero Truc, a pesar de ser rebelde, travieso, exigente y ladrador, es un fiel ejemplo de que lo que dicen de que los perros son el mejor amigo del hombre, es verdaderamente real. Echaré de menos el que se me ponga al lado en el sofá (si, ya lo sé, debería tener su sitio en el suelo, pero a nosotros nos gustaba tenerlo a nuestro lado), y ponga su frío morro en mi brazo para que lo acaricie, o que se ponga boca arriba para que le acaricie el pecho, que le gustaba mucho... Si veía una posible amenaza para nosotros, nos defendía ladrando y enseñando sus dientes... aunque nunca tuvimos una amenaza real...

   Pero bueno, hoy teníamos que llevarlo al veterinario para que lo examinaran, ya que llevaba unos días tosiendo y con dificultad para respirar. No llegamos a tiempo. Quizás nos vendrán a la mente pensamientos sobre si lo podíamos haber evitado, si tal vez lo hubiéramos llevado antes al veterinario, en fin, muchas cosas de este tipo, pero no vale la pena lamentarse por lo que se pudo haber hecho y no se hizo, eso no cambiará las cosas. La verdad es que tenemos que acostumbrarnos a su ausencia y tirar para adelante. Pero por mucho tiempo que pase, nunca lo olvidaremos y estará presente en nuestra memoria. Hasta luego, Truc.


 

dimarts, 2 d’octubre de 2012

Una de rescates

   Hoy, 2 de octubre de 2012, el presidente español Mariano Rajoy ha declarado por segunda vez en rueda de prensa que no piensa pedir el rescate a la Unión Europea. O sea, que ya podemos darnos por rescatados. Las palabras del señor Rajoy tienen menos credibilidad que las de cualquier "colaborador" de un programa de telecinco (que ya es decir...).

   No basta a este apoltronado señor con jurar y perjurar que no subiría el IVA, que crearía puestos de trabajo, que no subiría los impuestos, que no habría copago en la sanidad... Pues bien, ahí lo tenemos, sube los impuestos (IBI, IRPF, IVA...), el paro ya se afecta a casi cinco millones de prsonas, muchos  medicamentos quedan fuera del regimen de la Seguridad Social, los servicios como el agua, la luz, el gas, han disparado su precio...



   Enhorabuena señor Rajoy, ha batido todos los récords de promesas incumplidas. Puede estar orgulloso de ello. Y puede estar tranquilo, que mientras que nuestras leyes no permitan que los políticos paguen por sus incompetencias y sus mentiras, usted podrá llegar a viejo y cobrar su pensión sin el más mínimo remordimiento.

dissabte, 8 de setembre de 2012

Eurovegas: Nunca llueve a gusto de todos...

  Parece mentira a que extremos llegan los políticos con la única finalidad de desgastar al oponente. El Partido Socialista de Catalunya, en un saber aprovechar la situación, ha puesto el grito en el cielo y ha criticado al gobierno catalán por haber perdido el proyecto de construcción del megacomplejo Eurovegas en favor de Madrid.



   Dejando aparte la conveniencia de que se instale o no un centro de juego, cuna de ludópatas, cerca de tu casa, no deja de sorprender que los partidos políticos en la oposición ahora critiquen al gobierno por no haber sabido atraer esa inversión a su territorio.

   En el caso de que Sheldon Adelson, el magnate que construirá el proyecto e investigado en los Estados Unidos por corrupción, hubiera decidido que el complejo se construyera en Barcelona, los partidos en la oposición pondrían el grito en el cielo, pero esta vez para criticar que hubieran permitido la construcción de Eurovegas, cuna de ludópatas, en su territorio.

   Así es la política. Nunca llueve a gusto de todos...

dimecres, 30 de maig de 2012

¿De qué sirve hacer las cosas bien?

   ¡14 millones de euros!. Esa es la cantidad que recibirá un directivo de banca por hacer las cosas mal. ¡Si las llega a hace bien...! La ruina económica que supone el caso de Bankia, no es obstáculo para que un directivo de esta entidad reciba una indemnización de 14 millones de euros. La pagaremos todos los contribuyentes, a los que nos expoliarán 23.500 millones (de momento, que a cada día que pasa la cifra sigue subiendo) de euros para sanear esta entidad financiera. El ministro de economía, por cierto relacionado con Lehman Brothers en España antes de ser ministro, jura y perjura que buscarán la manera de evitar que se pague esa suma de dinero en esta situación de crisis económica, en donde se pide al ciudadano que se apriete el cinturón. ¡Ja! El señor Aurelio Izquierdo, que así se llama el susodicho personaje, cobrará los 14 millones. Más claro, el agua. ¿Porqué tendríamos que creer al señor ministro, si todo el gobierno del que forma parte está demostrando que no tienen ni idea de lo que hacen? Por la mañana uno dice una cosa, por la tarde sale otro de ese partido y dice otra. La prima de riesgo está más alta que el nivel de sus mentiras. Ocultan con toda la caradura las deudas reales de las comunidades autónomas que gobiernan y exigen a las otras rigurosidad en el gasto. En Europa ya no les creen y envían auditores para comprobar las auténticas deudas. Ellos juran que no subirán el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). ¿Cuánto tiempo tardarán en subirlo? No mucho, seguro. Mientras tanto, se van llenando los bolsillos y dejando la caja de caudales, a la que llaman el Tesoro Público, más vacía que su alma. Y eso sí, a la inmensa mayoría de la población no paran de pedirnos sacrificios.



  Mal vamos si pensamos que "los otros" son la solución. Está claro que no importa el color del partido que gobierne. Hay un problema de corrupción política generalizada que alcanza hasta la mismísima casa real (así, en minúsculas).  Lo mejor que lo podría pasar a este país es que hiciéramos limpieza y expulsáramos de una vez a todos los políticos y les mandáramos bien lejos. Sólo así, lejos de nosotros,  podremos empezar a retirar los escombros del solar que han dejado y empezar a cimentar bien otra sociedad en la que el valor de las personas supere al valor del dinero. No hay otra solución.


dilluns, 21 de maig de 2012

Argumentos demagógicos

   Nuestros políticos son tan buenos con nosotros que no nos los merecemos. Preocupados por nuestra salud y bienestar, no cesan en su empeño de conseguir que mantengamos una salud de hierro y evitemos correr con riesgos que pongan en peligro nuestra integridad física.
   Así, pues, no es extraño que los gobiernos suban los impuestos sobre el tabaco o el alcohol, dicen, que para salvaguardar nuestra salud. Argumentan que los gastos que causan en la sanidad las enfermedades generadas por estos productos, se verían reducidos con medidas disuasorias como subir su precio, y con menos consumidores habría menos enfermos. 
   En otro orden de cosas, vemos que nuestras autoridades sancionan con multas el hecho de  no llevar el cinturón de seguridad de nuestro vehículo puesto, velando otra vez por nuestra integridad. O nos suben el precio del agua en época de sequía, argumentando que así no se malgastará tanta agua. O nos suben el precio del combustible para nuestro automóvil para promover el transporte público. 



   Todo esto y muchas cosas más no son más que falacias y demagogia barata de nuestros señores políticos, que no tienen la más mínima intención de contar las verdaderas razones de estas medidas: el afán recaudatorio. ¿Alguien se piensa que al Ministerio de Sanidad le importa un pimiento si fumas mucho o poco o que está preocupado por nuestra salud? Si alguien deja de fumar por el incremento del precio del tabaco, se suben los  impuestos para que así no decaiga la recaudación. ¿Le importará al Ministro del Interior que lleves el cinturón de seguridad puesto? ¿Se preocupará si tienes un accidente?
¿Porqué una vez superada la sequía no eliminan el incremento del precio del agua que nos impusieron en aras del ahorro? ¿Porqué no mejoran de verdad el transporte público y lo ponen a un precio razonable?
   Lo peor de todo es que haya tanta gente que se crea cualquier cosa de las que cuentan los políticos, estos seres que mienten más que hablan. Y es que mientras haya bobos... ¡habrá engañabobos! 

diumenge, 6 de maig de 2012

Tenemos que aprender de nuestros mayores

   Nuestros abuelos, que ahora tienen una salud delicada, cabe recordar que no siempre han estado así. Hubo una época en que eran fuertes y se la jugaban por tener unas libertades y unos derechos que no tenían. Venían de pasar por la oscura etapa de la dictadura. Cuando no estaban de acuerdo con los abusos de los poderosos salían a la calle y se hacían respetar. Así, laboralmente, consiguieron unos derechos y unos beneficios para la clase trabajadora que abarcaba desde las horas de trabajo anuales que debía realizar un trabajador, hasta los incrementos salariales que se debían efectuar anualmente a través de los convenios. Los gobiernos de turno, se lo pensaban dos veces antes de realizar subidas de impuestos y precios o no se atrevían a tocar los presupuestos destinados a la Sanidad o Educación.  En definitiva, se creó lo que se puede llamar, el estado de bienestar.



   Pero los años han ido pasando, nuestros abuelos fueron envejeciendo, se fueron haciendo más débiles, fueron enfermando, se deterioró su salud, y sus nietos, que tan beneficiados estuvieron por esos derechos y beneficios conseguidos por sus abuelos, no tienen el más mínimo reparo en cargárselo todo de un plumazo. Ahora que no tienen la fuerza de antaño, los ancianos ven cómo sus descendientes les hacen pagar sus medicinas, les congelan las pensiones, y ven que los jóvenes de hoy en día están atontados o adormecidos. Ya no tienen derechos, recortan por todos lados y les hacen pagar por todo, y bueno, como si nada.  En la calle están los ladrones de dinero público (de mucho dinero público), los políticos corruptos (casi todos), se regala el dinero (nuestro, de nuestrso impuestos) a los ya lo tienen como los banqueros, y los nietos de hoy en día no se movilizan, y los que lo hacen van cada uno por su lado, y así es muy difícil conseguir algo. ¡Si nuestros abuelos tuvieran fuerza, cuantas cosas nos enseñarían...!

dissabte, 5 de maig de 2012

¡Cuánta razón tiene Arturo Pérez Reverte!


Hoy comparto la opinión de un afamado escritor, ya que seguro que expresa la indignación que llevamos mucha gente dentro mucho mejor que yo.

Arturo Pérez Reverte

CUIDADO...con lo que se avecina....es mas gordo de lo que os imagináis...un gobierno Europeo impuesto por los Neocon "Los Illuminatis" que irá quitando a corto plazo a los políticos demócratas y manipulando las elecciones...y colocando tecnócratas, nos queda poco. Los Indignados tienen más razón de lo que os podáis llegar a imaginar. No es una cuestion de PSOE ni de PP, nada tiene que ver. Esto solo se para negándonos a esas mentiras de pagar la deuda en que ellos nos han metido falsamente para tenernos hipotecados hasta nuestros nietos....se acabaron los Estados/Nación...adiós España.



Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas) y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva, quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada. ¿Sois idiotas?

Estáis pidiendo a gritos al Gobierno que se apliquen medidas que quitan el derecho a la baja laboral, a los permisos retribuidos y a las horas sindicales, sacar militares a la calle ¿sois idiotas?

Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA , en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel, que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados ¿sois idiotas?

Tenéis una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media ¿sois idiotas?

En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones mientras en España no se mueve casi nadie ¿sois idiotas?

Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros ¿sois idiotas?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas ¿sois idiotas?

Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.

Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo, (EL PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

Dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL,que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden miles de millones de €uros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos honestos.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos; en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicarlas comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes €30.01, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo. Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de colegios, comunidades, telefonía, Etc. y aun no les han abonado la nómina.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.
INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.
INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)
INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).
INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
Indecente No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.
INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.
Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula.
¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con "cara y ojos" para acabar con estos privilegios, y con otros.
Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos.

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

¿DONDE ESTÁ LA GENTE ? QUE LEVANTAN MASAS PARA EL FÚTBOL Y NO PARA DEFENDER NUESTROS DERECHOS.

dijous, 3 de maig de 2012

¿A dónde nos dirigimos?


   Hace un tiempo escribía que cada vez nos estamos aproximando al Gran Hermano de Orwell. Se nos están recortando derechos y libertades a marchas forzadas, ya sea con más vigilancia con cámaras en las cada vez más frecuentes manifestaciones,  o colocando cámaras en las calles con la excusa de la seguridad. O haciendo pagar las medicinas a nuestros abuelos que cobran una mísera pensión. La verdad es que la gente está hasta las narices de estos gobernantes de todos los estamentos y organizaciones y administraciones que no hacen otra cosa que aplastar a todos sus gobernados y administrados, no teniendo éstos otra alternativa al sistema. O pasas por el aro, o quedas marginado. Lo llaman “Democracia”. Al que no comulga con este sistema, se le somete a base de palos. Ya ni en las manifestaciones, símbolo de la protesta democrática, se nos permite ir sin tener la sospecha de que a tu lado pueda estar un policía infiltrado o seas grabado a saber con que maquiavélico fin. Los ministros encargados de la seguridad de las calles no dudan en utilizar la violencia para apaciguar a los indignados que muestran su ira contra este sistema que queda claro que no funciona. Pero claro, esto es como tomarse una aspirina cuando te duele algo, el dolor se duerme, pero la enfermedad que te produce ese dolor ahí sigue, sólo espera que pase el efecto de la medicina.

   En Catalunya, ha comenzado una campaña para no pagar peajes en las autopistas. #Novullpagar se llama el hastag en Twitter. Los conductores cámara en mano se dirigen al cobrador y les dicen que no quieren pagar el peaje. Éstos empleados de la concesionaria de autopistas toman nota de la matrícula del vehículo y levantan la barrera. El pasado domingo dos o tres mil personas no pagaron el peaje. Pero claro, las autoridades ya han puesto el grito en el cielo y ya se han apresurado a comunicar a los medios que los que no pagaron serán debidamente multados. Como siempre, todo lo arreglan a base de palos. No atacan el problema, sino que se dedican a reducir los síntomas como pueden. No importa que sea justo o injusto  que mientras que los catalanes pagan por circular por su red viaria desde hace muchos años, en el resto de España, con excepciones aisladas,  pueden circular por las suyas gratuitamente. Ahora se escudan en la legalidad para dar más palos. Quieren adormecernos, que paguemos por todo. Lanzan sus mensajes malintencionados para echar toda la porquería que puedan contra los que se rebelan contra las injusticias.

   Lo que tantos años ha costado conseguir gracias a nuestros mayores, estos personajillos que se aprovechan del sistema ocupando sus poltronas se lo están cargando a marchas forzadas amparándose en una “democrática” mayoría absoluta en el parlamento. Pero mal iríamos si pensáramos que las alternativas que tenemos en el sistema “democrático” son distintas. Elijas a quien elijas, son el mismo perro con distinto collar.

   ¿Qué alternativa tenemos los que no creemos en el sistema democrático tal como lo tenemos hoy en día? ¿El dictatorial? Por supuesto que no, pero ¿no hay otro? ¿no hay un sistema que no esté basado en partidos políticos corrompidos hasta la médula, donde conseguir dinero y poder sea todo su objetivo a toda costa?



   En España, la “democracia” que tenemos no permite al pueblo ni siquiera elegir que tipo de representación queremos. Si una monarquía, o una república, o cualquiera de sus alternativas. Un dictador nos impuso la monarquía y ahí tenemos al Rey, tan campechano él.  Cuando sus obligaciones se lo permiten  aunque su pueblo pase necesidad, puede permitirse el lujo de irse a Botswana a cazar elefantes. Poco importa si su yerno se ha llevado al bolsillo, a su bolsillo, dinero público trapicheando con fundaciones en teoría no lucrativas aprovechándose de su posición en la familia real, aunque su indecencia llegue al punto de utilizar para enriquecerse con subvenciones una fundación que en teoría tenía que ayudar a gente en riesgo de exclusión social. Y encima tenemos que mantener a toda la prole, de padres  a hijos y nietos. ¡Se reproducen como conejos! ¿Esto es “democracia”?

dimecres, 18 d’abril de 2012

Las reglas del juego

   ¿Te gustaría que jugando al parchís y tengas que adelantar veinte casillas por haber "comido" una pieza del rival, éste cambiara las reglas del juego y dijera que desde entonces sólo se cuentan 10? ¿Y si eres aficionado al ajedrez y cuando estás a punto de hacer un jaque mate moviendo el alfil en diagonal hasta conseguir el mate con las blancas el jugador con las negras dice que a partir de entonces sólo puede moverse el alfil en vertical y horizontal? ¿Te gustaría?



   Cuando una persona va dejando atrás la edad de la niñez y la adolescencia, va adquiriendo cada vez más responsabilidades y entra a formar parte de la edad adulta, cuando llega la hora de dejar esos estudios que le han acompañado los últimos años y empezar en el difícil mundo laboral, para conseguir la independencia económica tan deseada para conseguir esos bienes tan deseados por todos, como la casa o el coche, o ese ordenador o videojuego que le gustaría tener. Aprende que si compra una casa, tendrá que conseguir que un banco le preste el dinero. Que si compra la casa deberá pagar unos impuestos al ayuntamiento. Que le debe quedar dinero para comprar comida. En fin, deberá aprender a administrarse.

   Pero ¿qué sucede cuando se cambian las reglas del juego? Se está viendo ahora más que nunca, ya que en un contexto de crisis, y más en una enorme crisis como la que estamos viviendo, los gobernantes que tan mal nos han administrado el dinero que tan ávidamente nos recaudan no cesan de seguir apretando las tuercas de la población retirando los derechos y bienes ganados con los años, cambiando esas reglas del juego en plena partida. La sanidad gratuita de que disfrutábamos hasta ahora estamos a punto de perderla. Los medicamentos de nuestros abuelos que hasta ahora no pagaban, ya les van a cobrar. La gasolina, la cual es muy barata por si sola, es pagada a precio de oro por los impuestos que nos imponen los gobernantes. Las indemnizaciones que se pagaban por despedir improcedentemente a un trabajador han pasado a mejor vida. Suben los impuestos muy por encima de los que suben los precios (y eso aunque sean ellos mismos los que tengan la culpa de su situación de bancarrota y con ello nos arrastren a nosotros). Los servicios como el agua, la luz y el gas los suben de precio una barbaridad para recaudar más. ¿Y aún quieren jugar conmigo? ¡No juego!

dilluns, 16 d’abril de 2012

Electrodomésticos con fecha de caducidad

   Cuando era niño recuerdo que cuando se estropeaba un electrodoméstico  como el televisor o la lavadora, mis padres llamaban a un técnico que viniera a repararlo. Era lo normal. Antes todo funcionaba así. Si después de quince años de uso normal se averiaba el electrodoméstico en cuestión, el técnico de al lado de casa lo arreglaba y duraba unos cuantos años más. Pero con el desarrollo de la electrónica, los fabricantes vieron la oportunidad de ganar más y más dinero. ¿Cómo? Reduciendo la vida de estos electrodomésticos. Ahora es impensable que una lavadora o un frigorífico dure muchos años. Ya los fabrican con la idea de que tengan una vida corta y así te tengas que comprar uno nuevo. Así, los técnicos reparadores que no son de las marcas oficiales vemos que han ido desapareciendo de nuestras vidas, y nos gastamos una buena cantidad de dinero en sustituir el electrodoméstico averiado.

   Pero hay quien se dedica a investigar y a desarrollar productos beneficiosos para la gente, a pesar de que ésto no guste a los fabricantes de la competencia. Me refiero al inventor de la bombilla que dura toda la vida, y que consume un 92% menos que una bombilla incandescente y un 68,42% menos que las de bajo consumo. Además, es menos perjudicial para el medio ambiente. ¡Casi nada! Naturalmente el hombre ha recibido amenazas de muerte y presiones para que duplique el precio o no las comercialice. Es por ello que, ahora más que nunca, debemos defender a esas personas que piensan en los demás y no únicamente en el dinero que pueden sacar de sus inventos. 



   En tiempos como los que vivimos ahora, en una crisis galopante creada por gentes sin escrúpulos, demos una lección a estas empresas que solo fabrican productos con fecha de caducidad, y podemos empezar por obtener esas bombillas. Nuestro planeta nos lo agradecerá.
   
   

dimarts, 13 de març de 2012

Ashley, ¿qué te has hecho?

   Asustado me he quedado de ver la foto de la "nueva" Ashley Judd en un "talk show" canadiense. Parece que la señora Judd no era consciente de su belleza natural y ha creído que tenía que embellecer su cara con una nueva técnica estética. Naturalmente, el resultado ha sido horrible. ¿Se verá guapa ahora?. La verdad es que viendo las dos fotografías, una de antes de hacerse semejante esperpento y otra después, no hay color.



   Hace unos días, otra actriz que se ha estropeado la cara, Emmanuelle Béart, entrevistada en Le Monde, repudiaba las operaciones de cirugía estética. Criticaba que hubiera optado por el bisturí antes que por la ayuda psicológica. No sé si es ayuda psicológica lo que necesitaba, pero al menos es consciente de que no debía haberlo hecho, aunque ya sea tarde.



   Son dos casos con un denominador común, el creerse que han perdido su belleza. ¿Cómo hacerles ver que son imaginaciones suyas y que no hay ninguna operación ni tratamiento quirúrgico que mejore su aspecto? ¿Quien conoce a alguien que se haya puesto silicona en los labios o bótox en la cara y que haya mejorado lo que había? El tiempo pasa para todos y cuanto antes sea aceptado se evitarán desgracias como en los dos casos anteriores.

Difama que algo queda

   Parece mentira que se sigan permitiendo ciertas prácticas en los medios de comunicación referentes a las informaciones que se muestran en ellos carentes de todo rigor y faltos de la más mínima comprobación.
   Resulta que cualquier personajillo que quiera salir del anonimato puede lanzar las acusaciones que le dé la gana o decir cualquier tontería que tendrá un sitio asegurado en un programa de televisión. Igual pasa con las noticias de los informativos, que sin haber seguido el más mínimo código deontológico lanzan noticias que no son ciertas, o se malinterpretan a conveniencia de la ideología del informador.
   No se puede comprender que las autoridades permitan que salgan a la luz noticias que son falsas y que salgan personas anunciando noticias que no se han comprobado previamente. No puede permitirse de ningún modo, sobre todo cuando puede causar daño a gente afectada por la noticia. Debería ser una práctica penada por ley.

dissabte, 11 de febrer de 2012

Por media hora de nada...

   No me beso porque no llego. Ayer tuve una experiencia realmente sorprendente que todo el mundo debería realizar al menos una vez en la vida. Así, cuando seamos mayores, podremos contarle a nuestros nietos lo bien que iban las cosas en nuestro tiempo. Pero paso a relatar lo que realmente me pasó.
   Marco el número de teléfono. Me sale una voz grabada. Me piden el número de la linea para la que quiero la gestión. Se lo doy. Me sale la voz grabada diciendo qué quiero hacer con ese número de línea. Le digo que quiero darlo de baja. La voz grabada me dice que aguarde y que me atiende un comercial. El comercial me pregunta que qué es lo que deseo. "Quiero darme de baja del servicio de Internet que tengo contratado con ustedes", le digo. "No se retire que le paso con la sección de bajas", me dice. El departamento de bajas: "¿Qué desea?", me vuelven a preguntar. "Quiero dar de baja el servicio de Internet que tengo contratado con ustedes", le repito. "¿Puede decirme el motivo por el que se da de baja?", me dicen. "Pues sí, yo no podía tener conexión ADSL en mi casa porque no me la podían poner todavía y mientras no tuviera banda ancha, no podía conectarme a Internet de otro modo. Ahora, como ya tengo banda ancha, ya no me hace falta el módem", les respondo. "Si quiere puede mantener la línea de forma que sólo gastará lo que use el módem. Si no lo usa no tendrá que pagar nada", me proponen. "No. He dicho que quiero dar de baja la línea. No voy a usar más el módem. ¡Quiero dar de baja la linea! Nada más". "De acuerdo, entonces procederemos a grabar la conversación para que quede constancia de que quiere dar de baja la línea. Aguarde un poco mientras preparo la grabadora", me dicen. De todos modos, parecía que la señora que me atendía no era muy despierta que digamos. "Estoy intentando poner en marcha la grabadora, no se retire". Suena una musiquilla de fondo. Al rato, "Un momento, no se retire, si no lo consigo yo, ya le pondré con otra compañera para que realice la grabación". La musiquilla de nuevo. De repente, se interrumpe la llamada.



   Vuelvo a llamar. Tras unos diez minutos más en los que vuelvo a realizar los trámites pertinentes, y después de conseguir que me atendiera una persona más eficiente, conseguí, por fin, darme de baja de mi linea de Internet. ¡Qué satisfacción! Y total, por media hora de nada...

divendres, 3 de febrer de 2012

¿Qué hemos hecho de nuestro mundo?


   Dice el primer texto de la Biblia que Dios creó los cielos y la tierra. En los primeros versículos del primer libro de los 66 que consta la Escritura se nos cuenta la formación de la tierra y cómo se fue desarrollando y poblando. Posiblemente el que lea esto no sea creyente, pero lo que nadie puede negar es que antes de convertir nuestro mundo en lo que hoy es, la Tierra era un planeta con unos recursos por explotar. Quién podría suponer en el principio que convertiríamos aquel mundo en un sistema en el que la avaricia y la inconsciencia de la raza humana nos están llevando a la hecatombe. A nadie le importa lo que le pase a la persona que está a su lado. Todo se ha basado en la obtención del dinero como el modus vivendi universal. Todo el mundo tiene como objetivo en la vida conseguir un trabajo para ganar dinero con el que pagar sus necesidades. Y cuanto más ganes, mejor. Más dinero, más capacidad de obtener cosas y más poder. De ahí que muchas veces la gente lo quiera a costa de no ganarlo honradamente. Cuando Dios hizo los cielos y la tierra nos dio todo cuanto necesitamos. Nos dio el suelo donde pisamos y todo lo que necesitamos para progresar y hacer el mundo mejor. No es malo ir evolucionando. El fuego, la rueda, el alimento, todo ello nos lo dio a través del progreso de la raza humana, y a partir de ahí, al hombre se le dio la facultad y el libre albedrío de ir poco a poco desarrollando sus cualidades e ir evolucionando y perfeccionando sus inventos. Cuando Dios hizo los cielos y la tierra, nos dio la libertad de hacer con los recursos que nos puso a nuestro alcance lo que creyéramos que era lo mejor para las personas y el mismo planeta. Pero eso era la intención, claro. Quizás cuando Dios hizo los cielos y la tierra nos dio la facultad de escoger y, en consecuencia, de equivocarnos.



   Cuando Dios hizo los cielos y la tierra, y los recursos que nos dio, no quiso que sólo unos pocos se aprovecharan de ellos. Cuando hizo las plantas, quiso que algunas de ellas fueran buenas para uso alimentario, otras para uso aromático y otras para uso medicinal. Y de ahí pasamos a desarrollar medicinas químicas. Pero se trataba de desarrollar medicinas para todos, no para unos cuantos, ni para probarlas como conejillos de indias en los países pobres de África, ni para que los intereses de una industria farmacéutica ávida de dinero inventaran además de las vacunas, las enfermedades que se curan con ellas. O investigarían la erradicación de las enfermedades contagiosas o mentales, en vez de potenciar el uso de medicamentos a enfermos crónicos (¿o deberíamos decir potenciar enfermos crónicos proporcionando medicinas que causan dependencia?). Si desaparecieran las enfermedades, no harían falta medicamentos y en consecuencia las farmacéuticas no ganarían tanto dinero como ahora. Prefieren a gente enferma antes que sana.  

   Cuando Dios hizo los cielos y la tierra, quiso darnos unos recursos para todos, que cada hombre y cada mujer pusiera sus capacidades y sus dones para ayudar al prójimo y, entre todos, hacer un paraíso aquí, en la Tierra. Unos desarrollarían la alimentación, otros el vestir, otros nos llevarían de un lado a otro en transporte público, otros distribuirían periódicos, otros fabricarían aparatos electrónicos, otros perfumes, otros los muebles, otros las viviendas, todo como hasta ahora, pero todo ello sin mayor interés que vivir sin preocupaciones haciendo cada uno lo mejor que pudiera para la humanidad. Todo el mundo tendría de todo y trabajaría para todos. Naturalmente la idea no era que la inmensa mayoría de la población obtuviera por su trabajo unos ingresos con los que apenas llegan a final de mes mientras que hay otros que ganan en un día lo que los otros no ganan en dos años.

   Pero estamos en el siglo XXI y peor no podíamos haberlo hecho. Estamos agotando recursos sin pensar que se acaban. Contaminamos más que nunca y cuando se les advierte de ello a los que más lo hacen, disimulan y dicen que los otros más. La riqueza de la población mundial está en unas pocas manos. Más del 90% de la población mundial tiene menos poder adquisitivo que el resto. ¿Por qué? Por la avaricia de esos pocos. Se dedican a acumular riquezas muchas veces a costa de fabricar productos en los países donde poco o nada se respetan los derechos humanos. Los negocios son simplemente una máquina de hacer dinero, y si puedes aplastar a la competencia, mejor. Nada de montar el negocio para servir a las personas, sino para ganar dinero. En una empresa, antes era más importante  la sección técnica, donde se desarrollaban los productos y se vendían por su calidad, mientras que ahora lo importante es la sección comercial, donde las empresas buscan a la gente que vende hasta a su madre con tal de conseguir vender algo. No importa si el producto no es tan bueno, si tienes un buen comercial, te lo venderá igualmente, aunque sea mintiendo.

   A los bancos hay que darles de comer aparte. Lo que debería ser un servicio para el ciudadano es una insensible fábrica de usureros para ganar dinero a toda costa. Y te ofrecen de todo para que te abras una cuenta en su entidad y quedar atado durante décadas a ese banco. Y ahora son, además, más inmobiliarias y vendedoras de seguros que administradoras de dinero. No te aconsejan lo mejor para el cliente, sino lo mejor para ellos, amparándose en la ignorancia de la gente.

   Políticamente, el mundo es una pena. Dividido en dos centenares de países, hay para todos los gustos. Democráticos, dictatoriales, monárquicos, republicanos, teocráticos, pero todos ellos son gobernados por gente ambiciosa que no tiene reparos en mentir si ello le permite perpetuarse en el poder y seguir enriqueciéndose, mientras no pagan los impuestos en el país que dirigen y que tanto dicen que aman, porque tienen todo lo que le sisan a los contribuyentes en paraísos fiscales.

   Que haya tantos países y tan diversos es una gozada para la industria armamentística, que se frotan las manos cada vez que algún dirigente de algún país pequeño se envalentona y se le ocurre amenazar a las grandes potencias. El problema es que llegue el día en que sea una gran potencia la que amenace a otra gran potencia. Las consecuencias las pagaremos todos los demás.

   Miedo da pensar lo que se oculta a la gente corriente. Entre intereses económicos, políticos y sociales, no es de extrañar que los que poseen esos poderes teman perderlos, y para ello nos acribillan cada vez más con más leyes que recortan las libertades del ciudadano, como el control de Internet, las censuras, o la cada vez más numerosa presencia de cámaras de vigilancia en las calles (de momento en las calles).

   ¿Y qué decir de la Justicia? Si eres un desgraciado que robado para comer es más probable que se quede en la cárcel a cumplir su castigo que un ricachón poderoso que haya amasado una fortuna a costa de defraudar a hacienda o robar fondos públicos o privados, o aprovechando su buena colocación política, o sobornando a jueces o jurados. Es incomprensible que esa gente que estafa, engaña y roba se permitan el lujo de estar en la calle simplemente por disponer de un dinero robado que les sirve para pagar las fianzas multimillonarias.

   Pero Dios creó los cielos y la tierra, y debe estar sorprendido de lo mucho que ha aprendido el hombre fruto de su creación. Sorprendido de ver que lo que Él nunca hizo, como poner freno a la libertad del hombre, sí que es el hombre el que le pone todas las prohibiciones y límites a sus congéneres.

dimecres, 25 de gener de 2012

Demagogia sobre Megaupload


   Que aquí todo el mundo cuenta lo que le interesa es una obviedad. Continuando con el esmerado empeño de las “autoridades” de echar toda la porquería que puedan sobre el  creador de Megaupload, ahora no se les ocurre otra cosa de lanzar la noticia de que los cines y los videoclubs han registrado un aumento de clientes del 30% después del cierre de la web. ¿Alguien se puede creer esto? Supongo que siempre habrá algún pardillo que se cree a pies juntillas lo que dice el periódico o el noticiario televisivo que elige para informarse sin pensar que ese medio de comunicación tiene su visión subjetiva de la realidad y que no defienden otra cosa que sus intereses, y ese pardillo dará por ciertas todas las afirmaciones sin contrastar con otras fuentes.



    Yendo a la raíz del problema, quizás si las películas que se estrenan en el cine fueran buenas la gente iría a verlas. ¿Te vas a gastar una buena cantidad de dinero en ir a ver una bazofia de película? ¿Cuál ha sido la última buena película que has visto en los cines? ¿Por qué abusan en el precio de las palomitas y el refresco?
   ¿Y la música? ¿Hay algo nuevo en la música? Todo es lo mismo. Si un grupo o cantante tiene una canción que tiene un poco de repercusión todas las demás canciones las componen pensando en seguir el mismo patrón. Cuando se les acaban las ideas, recopilatorio al canto.
   Que no se rasguen las vestiduras los autores que tanto se quejan de la piratería. Si la película o la música que hacen son buenas, seguro que se venderá en los cauces legales, otra cosa es que quieran enriquecerse rápidamente cobrando unos excesivos derechos de autor por unas obras que dejan mucho que desear.

dimarts, 24 de gener de 2012

El cierre de Megaupload


   El pasado fin de semana saltó la noticia del arresto del creador de Megaupload y la clausura de su web por parte del FBI. Rápidamente y para justificar la dudosa legalidad del cierre de la página en cuestión empezaron a aparecer imágenes en los noticiarios del arrestado, de su tren de vida, de los millones que tenía, en qué se los gastaba, las locuras que hacía al volante de sus lujosos automóviles…



   Que hizo mucho dinero con su página web está claro. ¿Demasiado? Quizás, pero no olvidemos que cualquier genio de la informática, véase Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, también están (o estaban en el caso de alguno de ellos) bañados en oro y a nadie le extraña que hayan amasado tanto dinero. Y de en qué se lo gasta, nada tiene que ver con el delito del que se le acusa. Si tiene dinero y se lo gasta, pues que se lo gaste. De lo que se trata es de desprestigiar a la persona en cuestión con el fin de tener a la opinión pública de tu lado a la hora de decretar el impopular cierre de la web (“¡claro, como el tío este se ha enriquecido pirateando películas y música…!”).
   A ver si pusieran el mismo empeño en encarcelar y bloquear las cuentas de la infinidad de imputados en delitos económicos que todos tenemos en la mente, aunque sea una personalidad muy “real”.

dimecres, 18 de gener de 2012

Cuanto más robes, menos riesgo de ir a prisión

   Ya estoy de vuelta. Hace un mes que no escribía nada, y es que llevo haciendo un colosal esfuerzo, como tanta gente que nos rodea, por soportar todo lo que tenemos encima, lo que tenemos que aguantar, y todo lo que se nos avecina.
   Por un lado, tenemos a los políticos que son unos incapaces. No encuentran otra solución que solucionar la crisis (valga la redundancia) subiendo impuestos, recortando derechos adquiridos, y subir los impuestos sobre el trabajo por cuenta ajena, con lo que se verá reflejado en la nómina de los trabajadores. Resulta que las arcas están vacías, y los responsables están impunemente paseando por las calles. Aquí nadie asume responsabilidades. ¿Que algún ministro se ha gastado lo que no tenía en construir un aeropuerto por el que no hay vuelos apenas? No pasa nada, que pague el contribuyente y santas pascuas. ¿Que algún alcalde ha construido para su pueblo de mil habitantes un polideportivo inmenso con capacidad para 5000? Sin problema, ya está el asalariado para pagarlo. ¿Que un iluminado ha soñado con una red ferroviaria capaz de llevar el tren de Alta Velocidad a todos los rincones del país (eso sí, pasando todas las líneas por Madrid, las necesarias como el corredor Mediterráneo que son las que pueden llevar rentabilidad pueden esperar)?. Pues les congelaremos la pensión a los abuelos (reducirla sería perder muchos votos de gente que no tiene nada que perder)...



   Por otro lado, tenemos a la gente que nos ha robado impunemente aprovechándose de sus contactos con el poder, con todos los niveles de poder, los Félix Millet, los Francisco Camps, los Iñaki Urdangarín, los Julián Muñoz y Pantojos, los Pepiño Blanco, los Ruiz Mateos, los Jaume Matas... son tantos, que son incontables. ¿Cuánto han estafado esta gente? ¿Cuántos hay en prisión? Seguro que si devolvieran todo lo que han robado (aquí, encima tengo que decir "presuntamente" sino me pueden meter en la cárcel a mí y yo si que tendría que cumplir la condena que me impusieran) no habría el más mínimo atisbo de crisis ni tendrían que recortar algo tan difícilmente recuperable como la sanidad universal que teníamos hasta ahora o la educación.
   Cómo estará la cosa, que hasta a algunos multimillonarios se les cae la cara de vergüenza de ver que los políticos no tienen narices de hacerles pagar un poquito de la cantidad de millones que ganan al día y hasta alguno sugiere que también les suban los impuestos a ellos, ya que pagan menos a hacienda que sus secretarias.
   Pero bueno, todo en esta vida tiene remedio, y seguro que todavía nos podrán sangrar un poquito más a cada uno de nosotros para sanear las cuentas de los estados. Y cuando no puedas pagar tus deudas, les das la vivienda a tu banco, te vendes el coche y te vas a vivir debajo de un puente.