divendres, 31 de maig de 2013

Una de videntes y curanderos

   Llegaba a casa después de trabajar a las tres y media de la madrugada, cuando puse en marcha el televisor para relajarme un poco antes de irme a dormir. Entre las muchas cadenas que ofrecían todo tipo de programas, me indignó una de las muchas que hay dedicadas a los videntes, adivinos, mediums, y demás farsantes que juegan con la desdicha de la gente que ha perdido a un ser querido, o se ha quedado sin trabajo, o a contraído una enfermedad.

   ¿Cómo es posible que se permitan este tipo de programas? Se nota a la legua que son aprovechados de las desgracias ajenas y las autoridades no meten mano a estos timadores que se lucran a manos llenas. Veamos un video de este supuesto vidente y curandero.



   Cómo diría Bernd Schuster: "No hase falta desir nada más".