dijous, 11 de febrer de 2016

La cortina de humo de los titiriteros

   ¿Tan bien lo está haciendo la señora alcaldesa de Madrid para que los únicos argumentos que encuentran los ediles de la oposición y otros elementos de su partido para criticarla sean la representación de una obra de unos titiriteros o unos tuits contando chistes racistas (¿quien no ha contado alguna vez uno sin ser racista?) realizados hace una eternidad por un concejal cuando no se dedicaba a la política? Ya era hora que hubiera una persona que se dedique a esta labor a la que no hubiera otro motivo para criticarla que unas banalidades como estas. Acostumbrados a sufrir los mandatos de éstos mismos que tanto critican la labor de la alcaldesa, donde han vaciado las arcas del ayuntamiento (y de todas partes) para llenarse sus bolsillos, donde tienen su sede pagada con dinero negro, donde están siendo investigados por corrupción en Madrid, Valencia, Baleares y un largo etcétera de casos de lugares más..., es natural que pongan el grito en el cielo cuando programan para niños una obra de teatro que no es apropiada para ellos, error reconocido pero al que no hay que darle más importancia. Señora alcaldesa de Madrid, si lo que se le reprocha desde la oposición son estas nimiedades, ¡Felicidades! Es que lo está haciendo muy bien.