dimarts, 19 de febrer de 2013

¡¡¡¡¡¡Baaaaaassssstaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!

¡Basta ya! Ha llegado un momento en que ya no basta encender el televisor y ver cómo se moviliza un determinado colectivo (médicos, maestros, embargados, indignados, ...). Ya no basta que te pongas en el sofá de tu casa (qué suerte tienes, a ti todavía no te la han embargado) y veas las manifestaciones de una gente que clama por sus (y en el fondo, "tus, nuestros") derechos. Ya no basta que veas apenado por los medios de comunicación que han desahuciado de sus casas a la gente que no puede pagar la hipoteca (los más desesperados hasta se quitan la vida con tal de no ver perdida su vida).



   Ya no basta que veas desde la distancia, esta gente que se moviliza por el bien común. Debes actuar. Debes movilizarte tú también. Es muy cómodo beneficiarse del trabajo de los demás, tú te beneficias de lo bueno pero no recibes represalias por lo malo. Te identificas con el manifestante que se va a la sede del partido del gobierno pero no vas. Si hay palos, puedes estar seguro que no recibirás ningún porrazo.


   Partidos políticos que se lucran con el sudor de los ciudadanos (el único momento en que no se gritan mutuamente y son capaces de ponerse de acuerdo es cuando se trata de defender sus privilegios), dinero negro a diestro y siniestro entre los pagos en los partidos, corrupciones, prevaricación, adjudicaciones de obra pública a afines a los partidos, a dedo y sin concurso público, jubilaciones de oro pagadas con el dinero del contribuyente aunque luego se vayan a "asesorar" a la empresa privada (si la asesoran igual que han ejercido las funciones de su cargo, mal vamos), viajes a todo lujo a cuenta del Estado, Familia Real que utiliza el cargo que ostentan para forrarse, indultos a delincuentes amiguetes, millones de euros en Suiza, recapitalizaciones multimillonarias con dinero público a bancos privados, presidentes de fundaciones delincuentes confesos en la calle, subidas generalizadas de impuestos, carburantes, comida, rebajas de salarios a los menos pudientes, despido indiscriminado de los trabajadores menos remunerados mientras los directivos conservan tanto su trabajo como su salario, ...




   ¿Es o no es para decir ¡Basta!? ¿Te vas a quedar en casa a ver como pasa la vida, te recortan tus derechos, te aumentan tus gastos, te bajan el sueldo? ¿Vas a dejar a tus hijos un mundo peor de lo que te lo dejaron tus padres (sería la primera generación en la que pasaría tal cosa)? ¿Serás capaz de mirar a tus hijos a los ojos sin que se te caiga la cara de vergüenza?

   Ten presente que aún estás a tiempo de actuar. Se ríen de ti y encima a la cara. Reacciona. El futuro depende de ti.