dimecres, 30 de maig de 2012

¿De qué sirve hacer las cosas bien?

   ¡14 millones de euros!. Esa es la cantidad que recibirá un directivo de banca por hacer las cosas mal. ¡Si las llega a hace bien...! La ruina económica que supone el caso de Bankia, no es obstáculo para que un directivo de esta entidad reciba una indemnización de 14 millones de euros. La pagaremos todos los contribuyentes, a los que nos expoliarán 23.500 millones (de momento, que a cada día que pasa la cifra sigue subiendo) de euros para sanear esta entidad financiera. El ministro de economía, por cierto relacionado con Lehman Brothers en España antes de ser ministro, jura y perjura que buscarán la manera de evitar que se pague esa suma de dinero en esta situación de crisis económica, en donde se pide al ciudadano que se apriete el cinturón. ¡Ja! El señor Aurelio Izquierdo, que así se llama el susodicho personaje, cobrará los 14 millones. Más claro, el agua. ¿Porqué tendríamos que creer al señor ministro, si todo el gobierno del que forma parte está demostrando que no tienen ni idea de lo que hacen? Por la mañana uno dice una cosa, por la tarde sale otro de ese partido y dice otra. La prima de riesgo está más alta que el nivel de sus mentiras. Ocultan con toda la caradura las deudas reales de las comunidades autónomas que gobiernan y exigen a las otras rigurosidad en el gasto. En Europa ya no les creen y envían auditores para comprobar las auténticas deudas. Ellos juran que no subirán el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). ¿Cuánto tiempo tardarán en subirlo? No mucho, seguro. Mientras tanto, se van llenando los bolsillos y dejando la caja de caudales, a la que llaman el Tesoro Público, más vacía que su alma. Y eso sí, a la inmensa mayoría de la población no paran de pedirnos sacrificios.



  Mal vamos si pensamos que "los otros" son la solución. Está claro que no importa el color del partido que gobierne. Hay un problema de corrupción política generalizada que alcanza hasta la mismísima casa real (así, en minúsculas).  Lo mejor que lo podría pasar a este país es que hiciéramos limpieza y expulsáramos de una vez a todos los políticos y les mandáramos bien lejos. Sólo así, lejos de nosotros,  podremos empezar a retirar los escombros del solar que han dejado y empezar a cimentar bien otra sociedad en la que el valor de las personas supere al valor del dinero. No hay otra solución.


dilluns, 21 de maig de 2012

Argumentos demagógicos

   Nuestros políticos son tan buenos con nosotros que no nos los merecemos. Preocupados por nuestra salud y bienestar, no cesan en su empeño de conseguir que mantengamos una salud de hierro y evitemos correr con riesgos que pongan en peligro nuestra integridad física.
   Así, pues, no es extraño que los gobiernos suban los impuestos sobre el tabaco o el alcohol, dicen, que para salvaguardar nuestra salud. Argumentan que los gastos que causan en la sanidad las enfermedades generadas por estos productos, se verían reducidos con medidas disuasorias como subir su precio, y con menos consumidores habría menos enfermos. 
   En otro orden de cosas, vemos que nuestras autoridades sancionan con multas el hecho de  no llevar el cinturón de seguridad de nuestro vehículo puesto, velando otra vez por nuestra integridad. O nos suben el precio del agua en época de sequía, argumentando que así no se malgastará tanta agua. O nos suben el precio del combustible para nuestro automóvil para promover el transporte público. 



   Todo esto y muchas cosas más no son más que falacias y demagogia barata de nuestros señores políticos, que no tienen la más mínima intención de contar las verdaderas razones de estas medidas: el afán recaudatorio. ¿Alguien se piensa que al Ministerio de Sanidad le importa un pimiento si fumas mucho o poco o que está preocupado por nuestra salud? Si alguien deja de fumar por el incremento del precio del tabaco, se suben los  impuestos para que así no decaiga la recaudación. ¿Le importará al Ministro del Interior que lleves el cinturón de seguridad puesto? ¿Se preocupará si tienes un accidente?
¿Porqué una vez superada la sequía no eliminan el incremento del precio del agua que nos impusieron en aras del ahorro? ¿Porqué no mejoran de verdad el transporte público y lo ponen a un precio razonable?
   Lo peor de todo es que haya tanta gente que se crea cualquier cosa de las que cuentan los políticos, estos seres que mienten más que hablan. Y es que mientras haya bobos... ¡habrá engañabobos! 

diumenge, 6 de maig de 2012

Tenemos que aprender de nuestros mayores

   Nuestros abuelos, que ahora tienen una salud delicada, cabe recordar que no siempre han estado así. Hubo una época en que eran fuertes y se la jugaban por tener unas libertades y unos derechos que no tenían. Venían de pasar por la oscura etapa de la dictadura. Cuando no estaban de acuerdo con los abusos de los poderosos salían a la calle y se hacían respetar. Así, laboralmente, consiguieron unos derechos y unos beneficios para la clase trabajadora que abarcaba desde las horas de trabajo anuales que debía realizar un trabajador, hasta los incrementos salariales que se debían efectuar anualmente a través de los convenios. Los gobiernos de turno, se lo pensaban dos veces antes de realizar subidas de impuestos y precios o no se atrevían a tocar los presupuestos destinados a la Sanidad o Educación.  En definitiva, se creó lo que se puede llamar, el estado de bienestar.



   Pero los años han ido pasando, nuestros abuelos fueron envejeciendo, se fueron haciendo más débiles, fueron enfermando, se deterioró su salud, y sus nietos, que tan beneficiados estuvieron por esos derechos y beneficios conseguidos por sus abuelos, no tienen el más mínimo reparo en cargárselo todo de un plumazo. Ahora que no tienen la fuerza de antaño, los ancianos ven cómo sus descendientes les hacen pagar sus medicinas, les congelan las pensiones, y ven que los jóvenes de hoy en día están atontados o adormecidos. Ya no tienen derechos, recortan por todos lados y les hacen pagar por todo, y bueno, como si nada.  En la calle están los ladrones de dinero público (de mucho dinero público), los políticos corruptos (casi todos), se regala el dinero (nuestro, de nuestrso impuestos) a los ya lo tienen como los banqueros, y los nietos de hoy en día no se movilizan, y los que lo hacen van cada uno por su lado, y así es muy difícil conseguir algo. ¡Si nuestros abuelos tuvieran fuerza, cuantas cosas nos enseñarían...!

dissabte, 5 de maig de 2012

¡Cuánta razón tiene Arturo Pérez Reverte!


Hoy comparto la opinión de un afamado escritor, ya que seguro que expresa la indignación que llevamos mucha gente dentro mucho mejor que yo.

Arturo Pérez Reverte

CUIDADO...con lo que se avecina....es mas gordo de lo que os imagináis...un gobierno Europeo impuesto por los Neocon "Los Illuminatis" que irá quitando a corto plazo a los políticos demócratas y manipulando las elecciones...y colocando tecnócratas, nos queda poco. Los Indignados tienen más razón de lo que os podáis llegar a imaginar. No es una cuestion de PSOE ni de PP, nada tiene que ver. Esto solo se para negándonos a esas mentiras de pagar la deuda en que ellos nos han metido falsamente para tenernos hipotecados hasta nuestros nietos....se acabaron los Estados/Nación...adiós España.



Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas) y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva, quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada. ¿Sois idiotas?

Estáis pidiendo a gritos al Gobierno que se apliquen medidas que quitan el derecho a la baja laboral, a los permisos retribuidos y a las horas sindicales, sacar militares a la calle ¿sois idiotas?

Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA , en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel, que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados ¿sois idiotas?

Tenéis una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media ¿sois idiotas?

En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones mientras en España no se mueve casi nadie ¿sois idiotas?

Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros ¿sois idiotas?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas ¿sois idiotas?

Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.

Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo, (EL PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

Dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL,que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden miles de millones de €uros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos honestos.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos; en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicarlas comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes €30.01, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo. Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de colegios, comunidades, telefonía, Etc. y aun no les han abonado la nómina.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.
INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.
INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)
INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).
INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
Indecente No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.
INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.
Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula.
¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con "cara y ojos" para acabar con estos privilegios, y con otros.
Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos.

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

¿DONDE ESTÁ LA GENTE ? QUE LEVANTAN MASAS PARA EL FÚTBOL Y NO PARA DEFENDER NUESTROS DERECHOS.

dijous, 3 de maig de 2012

¿A dónde nos dirigimos?


   Hace un tiempo escribía que cada vez nos estamos aproximando al Gran Hermano de Orwell. Se nos están recortando derechos y libertades a marchas forzadas, ya sea con más vigilancia con cámaras en las cada vez más frecuentes manifestaciones,  o colocando cámaras en las calles con la excusa de la seguridad. O haciendo pagar las medicinas a nuestros abuelos que cobran una mísera pensión. La verdad es que la gente está hasta las narices de estos gobernantes de todos los estamentos y organizaciones y administraciones que no hacen otra cosa que aplastar a todos sus gobernados y administrados, no teniendo éstos otra alternativa al sistema. O pasas por el aro, o quedas marginado. Lo llaman “Democracia”. Al que no comulga con este sistema, se le somete a base de palos. Ya ni en las manifestaciones, símbolo de la protesta democrática, se nos permite ir sin tener la sospecha de que a tu lado pueda estar un policía infiltrado o seas grabado a saber con que maquiavélico fin. Los ministros encargados de la seguridad de las calles no dudan en utilizar la violencia para apaciguar a los indignados que muestran su ira contra este sistema que queda claro que no funciona. Pero claro, esto es como tomarse una aspirina cuando te duele algo, el dolor se duerme, pero la enfermedad que te produce ese dolor ahí sigue, sólo espera que pase el efecto de la medicina.

   En Catalunya, ha comenzado una campaña para no pagar peajes en las autopistas. #Novullpagar se llama el hastag en Twitter. Los conductores cámara en mano se dirigen al cobrador y les dicen que no quieren pagar el peaje. Éstos empleados de la concesionaria de autopistas toman nota de la matrícula del vehículo y levantan la barrera. El pasado domingo dos o tres mil personas no pagaron el peaje. Pero claro, las autoridades ya han puesto el grito en el cielo y ya se han apresurado a comunicar a los medios que los que no pagaron serán debidamente multados. Como siempre, todo lo arreglan a base de palos. No atacan el problema, sino que se dedican a reducir los síntomas como pueden. No importa que sea justo o injusto  que mientras que los catalanes pagan por circular por su red viaria desde hace muchos años, en el resto de España, con excepciones aisladas,  pueden circular por las suyas gratuitamente. Ahora se escudan en la legalidad para dar más palos. Quieren adormecernos, que paguemos por todo. Lanzan sus mensajes malintencionados para echar toda la porquería que puedan contra los que se rebelan contra las injusticias.

   Lo que tantos años ha costado conseguir gracias a nuestros mayores, estos personajillos que se aprovechan del sistema ocupando sus poltronas se lo están cargando a marchas forzadas amparándose en una “democrática” mayoría absoluta en el parlamento. Pero mal iríamos si pensáramos que las alternativas que tenemos en el sistema “democrático” son distintas. Elijas a quien elijas, son el mismo perro con distinto collar.

   ¿Qué alternativa tenemos los que no creemos en el sistema democrático tal como lo tenemos hoy en día? ¿El dictatorial? Por supuesto que no, pero ¿no hay otro? ¿no hay un sistema que no esté basado en partidos políticos corrompidos hasta la médula, donde conseguir dinero y poder sea todo su objetivo a toda costa?



   En España, la “democracia” que tenemos no permite al pueblo ni siquiera elegir que tipo de representación queremos. Si una monarquía, o una república, o cualquiera de sus alternativas. Un dictador nos impuso la monarquía y ahí tenemos al Rey, tan campechano él.  Cuando sus obligaciones se lo permiten  aunque su pueblo pase necesidad, puede permitirse el lujo de irse a Botswana a cazar elefantes. Poco importa si su yerno se ha llevado al bolsillo, a su bolsillo, dinero público trapicheando con fundaciones en teoría no lucrativas aprovechándose de su posición en la familia real, aunque su indecencia llegue al punto de utilizar para enriquecerse con subvenciones una fundación que en teoría tenía que ayudar a gente en riesgo de exclusión social. Y encima tenemos que mantener a toda la prole, de padres  a hijos y nietos. ¡Se reproducen como conejos! ¿Esto es “democracia”?